Solo así yo sé querer.

Te estoy amando al cuidar tu sueño, al saber que mi lugar es ahí donde me tomas como resguardo para tus mayores miedos, esos que solo tú entiendes y yo acepto.

Hay solo un futuro para mí, y tú lo llevas en tus manos llenas de luz que compartes con el mundo.

Y a mí me gusta sentarme a esperar tu regreso, tal vez leyendo un poco mientras fumo, solo para tener algo que contarte, y que no te aburras de este hombre que en más de una ocasión se ha sentido insuficiente para ti.

Te quiero, de la manera más simple y hermosa que puedas conocer.

Cuando después de que terminas de lavar tus ropas, yo las tiendo sin que te des cuenta, porque sé lo mucho que detestas esa parte del día, así es como yo sé quererte.

Comprendí el gusto que tienes de ver atardeceres sobre la ciudad, entre edificios, y aunque tú no sepas, por eso tenemos me esmeré tanto por conseguir apartamento. Tal vez no es el mejor, pero todos los días, cuando te sientas a escuchar tú música frente a la ventana que se pinta color rojizo desde el cuarto para las seis hasta que muere el sol, sé que valió la pena, aunque me digas que trabajo demasiado y que podríamos buscar uno más económico. Yo así te quiero.

Sin saber por qué, te quiero.

Sin interesarme por qué, te quiero.

Yo te quiero, y entenderás lo mucho que te quiero, el día en que te confiese que soy un poco alérgico a los perros, pero me alegra ver cómo te diviertes echándome en las piernas al tuyo, para que juegue con él, y juego, solo para hacerte feliz.

 

 

Cosas-que-tienes-que-abandonar-para-ser-feliz-11-700x700

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s