Amor Progresivo.

Detenidos valses de nuestros abrazos fueron al olvido, esperando nuestra reconciliación los pájaros veían hacia el sol. Fue tanto lo que te esperé, que por eso hoy me dueles, me dueles como si te hubiera tenido toda mi vida, pues en esa espera, tu ya me tenías. No era de remedios lo que buscaba, no quería una solución. La solución era clara, clara como el agua con la que bañabas tus pies después de un día cansado.

Hola y adiós, que palabras tan detonantes, cuando el tiempo que existe entre ellas es corto. La razón era tuya, cuando decías que tu no me amabas tanto como yo lo hacía. Mi amor había ido más allá de tus noches de insomnio, en las que yo necesitaba dormir. Había viajado con demasía por tus jardines llenos de problemas los cuales no pude, pero siempre traté de resolver. 

A pesar de todo, te amé… te amé… que extraño es el sentimiento de hablar en pasado, después de haber conjugado lo nuestro en tiempo presente.

Te dejaré un espacio, en el crucero de mis noches,  entre mi soledad y mi tristeza, ellas podrán hablarte de lo que pasó conmigo antes de caer en esta locura, locura ocasionada por mi incompleta existencia a falta de ti.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s