Renacemos nosotros, los enamorados.

Así somos los enamorados, inundados de cariño y sentimiento, dejando rastros de nuestro amor a personas que creemos que lo merecen.

Así somos, hasta el tope de cursilerías sacadas de las mas grandes corazonadas, buscando donde esparcir todos los lindos sentires de la vida, para regalar un poco de alegría a quien nunca ha sido amado.

Los enamorados hemos nacido con corazones de hierro, forjados a la antigua, devastados por las vivencias que han dejado en nosotros cicatrices que no se ven, pero tampoco se podrán borrar.

Nunca podrán hacernos daño, porque en cuestiones de amar somos expertos, ágiles, sagaces.

Mientras el mundo piense que acaba con nosotros, al partirnos en mil pedazos y hacernos añicos, nosotros reiremos, disfrutando los sufrimientos, pues de ahí nace nuestra inspiración para seguir latiendo, para seguir sintiendo, para seguir amando, aunque nos cueste la vida.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s