Domingos de ti.

Los domingos se hicieron tuyos, junto con mis ganas de ser feliz. Estos días se han convertido en una redundancia de recuerdos fulminantes de tu rostro entre mis manos. Mis manos tan deseosas de ti.

En la profundidad de un amor, tanto como el océano, me encuentra la desesperanza por ti. Mis sueños se han vuelto tan solo imágenes de tu perfil único y adorado.

Me ha parecido sentir que me piensas. Me gusta pensar que lo haces, que recuerdas mis abrazos llenos de sarcasmo. Un amor sarcástico, que gran contradicción. Ya he perdido la intención de amar a deshoras, o las horas ya no valen para mí.

Solo he pensado, llegando a mis últimos días de juventud, que si las palabras se las lleva el viento, espero y un día, por suerte o por casualidad, éste traiga las tuyas hacia mí, para sentirlas como tormenta en mi interior.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s