Ya sin ti.

Ahora, a mi edad es cuando me doy cuenta, que en esta vida solo nos enseñan a querer y no a ser queridos, nos inculcan brindar amor y no aceptarlo, fomentando un sufrimiento y un vacío que puede llegar a ser incapaz de llenar.

Primero hay que quererse uno mismo, claro, pero no hace daño un poco de calidez y ternura que un tercero nos pueda brindar.

Con el orgullo raspando mi garganta, me siento a pensar “¿Por qué me dueles tanto si nunca sentí que te amé?”, tal vez tu eras ese sentimiento en carne viva, y en tu ausencia ya no existe, pues fue tanto el amor entregado, que ya no queda ni para amar una canción, y mucho menos para tu sublime recuerdo.

  

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s